martes, 20 de marzo de 2007

Sonadas soñadas invenciones

Llenósele la fantasía de todo aquello que leía en los libros, así de encantamientos como de pendencias, batallas, desafíos, heridas, requiebros, amores, tormentas y disparates imposibles; y asentósele de tal modo en la imaginación que era verdad toda aquella máquina de aquellas sonadas soñadas invenciones que leía, que para él no había otra historia más cierta en el mundo.

3 comentarios:

aferrer dijo...

Sinceramente, no recuerdo si este fragmento pertenece a alguno de los capítulos que nos tocaba leer... pero vagando por la web de "el poder de la palabra" entre en la biografia de Cervantes, y de ahí a un fragmento que había del Quijote.
Excusado mi desconocimiento del capítulo al cual pertenece este fragmento, me propongo explicar porqué estas cinco lineas y no las anteriores o las siguientes.
La verdad es que al leer estas palabras me dí cuenta de que resumían perfectamente el contenido de la novela. Encantamientos (presentes), batallas ("presentes"), desafíos (¡PRESENTES!), heridas (presentes pero sin graves consecuencias...), requiebros (presentes), amores (imaginense que están presentes), tormentas (presentes), y puede que algun que otro: DISPARATE IMPOSIBLE!!
Así pues hecho el recuento de los elementos que se enumeran en el fragmento, creo que nadie discrepará con mi opinión de que en este se citan todos y cada uno de los elementos más importantes en las aventuras del caballero.
Puede que haga falta recordar, que estos elementos (como dice el fragmento) son los que desenbocan en la locura de DQ, y por tanto son típicos de los libros que lee el hidalgo. Con eso, estas pocas palabras, enuncian otro aspecto, el eje principal de la locura de DQ, la novelas de caballerías.
Hay que ver cuanto podía decir Cervantes, con tan poco...

Ana Romeo y compañía dijo...

Es el primer capítulo, Alba.

Augusto Bernal dijo...

Te invito a ver este blog con herramientas educativas ttp://tics-ti.blogspot.com/